PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO PIE DIABÉTICO

Peumedic, es un centro acreditado por la Generalitat, donde contamos con un convenio directo con CATSALUT y la Seguridad Social, permitiendo que los pacientes diabéticos se puedan visitar 3 veces al año, gratuitamente presentando el volante, mediante su médico de cabecera. Donde pueda autorizar su visita a nuestra clínica. Gracias a este plan de salud, se ha conseguido reducir significativamente el número de lesiones y posibles amputaciones.

Si usted sufre diabetes, es más propenso a tener problemas en los pies. La diabetes puede ocasionar daño a los nervios. Esto, a su vez, puede hacer que usted sea menos capaz de percibir una lesión o presión en los pies y es posible que no note dicha lesión hasta que se presente daño o una infección grave.



Si se producen pequeñas llagas o rupturas en la piel pueden convertirse en úlceras cutáneas profundas. Si estas no se tratan prematuramente pueden desencadenar en amputación con consecuencias graves para la salud.

Al igual que la diabetes, hay otras enfermedades que afectan la vascularización del pie. Estas son: insuficiencia venosa, aterosclerosis, arteriosclerosis, insuficiencia arterial, aguda o crónica, etc. Estos pies reciben también la calificación de pie de riesgo, ya que cualquier callo o herida son susceptibles a complicaciones.


Si usted tiene diabetes, debe:

  • Mejorar el control de su azúcar en la sangre.
  • Dejar de fumar.
  • Hacerse examinar los pies por parte del podólogo al menos dos veces año y saber si tiene daño del nervio.
  • Revisarse y cuidarse los pies todos los días, sobre todo si usted ya sabe que tiene daño de nervios o de vasos sanguíneos o problemas actuales en los pies. Siga las instrucciones que aparecen a continuación.

CONSEJOS PARA DIABÉTICOS EN SU RUTINA DE CUIDADO DIARIO

Revise los pies todos los días. Inspeccione el empeine, los lados, la planta del pie, los talones y entre los dedos.

  • Pruebe la temperatura del agua con los dedos de las manos o los codos antes de sumergir los pies en agua caliente o tibia. Debido a la diabetes, usted posiblemente no pueda sentir si el agua está demasiado caliente y se pueden presentar quemaduras con facilidad.
  • Seque suavemente y por completo los pies, en particular entre los dedos, ya que se pueden presentar infecciones en las áreas húmedas.
  • Los pies pueden resecarse y agrietarse, causando posiblemente una infección. Después de lavarse los pies, suavice la piel seca con loción, vaselina, lanolina o aceite.
  • Corte las uñas en forma recta, ya que las uñas curvas son más propensas a encarnarse.